Servicios

La idea básica es facilitar a las bodegas la penetración en el mercado alemán sin que tengan que desplazarse a Alemania. Esto naturalmente, no sólo sale más rentable que estar enviando a alguien constantemente, sino que desde aquí se controla todo de primera mano, ejerciendo la función de “satélite de la bodega”.

Por otro lado están las diferencias culturales: el idioma, el mercado, los hábitos, la mentalidad, etc. Hacemos un poco de puente entre los dos países, dos realidades diferentes, procurando adaptar los intereses de nuestros pártneres a las necesidades reales del mercado alemán.

Debido a las características del mercado alemán, lento y saturado, con una vasta oferta internacional y en el que el precio juega un papel determinante, trabajamos en base a una contribución mensual, en la que se incluyen los gastos de promoción e introducción del producto (mailings, viajes, envío de muestras, organización de eventos, etc.). Este fijo mensual se justifica con la búsqueda de clientes en una primera fase, donde la bodega aún no cuenta con ellos. Estas condiciones pueden renegociarse después de dos años, una vez el producto ya está introducido, y reducirse o suprimirse el fijo mensual y trabajar con un nivel de comisiones más elevadas a ventas.

Según nuestra experiencia, aquí las cosas van todavía más lentas que en España, en su mayoría las vinotecas son muy tradicionales con sus productos y demora cierto tiempo conseguir varios clientes fijos en las diferentes regiones, los cuales compren con regularidad. La experiencia ha demostrado varias veces que, para que una relación genere los beneficios esperados debe enfocarse a largo plazo. Este es el motivo por el que siempre aconsejamos una colaboración de un periodo de dos años.

Si estuvieran interesados en conocer nuestra propuesta para su caso particular o tuviesen cualquier otra pregunta, por favor, no duden en contactar con nosotros.